Primero que nada, te comentamos que la respuesta depende de la experiencia que estés buscando vivir. Ya sea que seas un amante de las fiestas, el calor del verano o el frío del invierno, New York tiene un momento para cada quién.

Quizá la primera recomendación que podemos darte: dicen los extremos nunca son buenos. Y en New York, el pleno invierno (alrededor de febrero) se puede poner brusco y robarte la oportunidad de visitar y disfrutar al máximo los atractivos de esta bella ciudad; mientras que en pleno verano (alrededor de julio), las altas temperaturas pueden hacer de tu viaje un poco menos placentero. Claro que esto te excluye si precisamente es esto lo que buscas.

Las mejores épicas, podrían ser las intermedias: Primavera y Otoño. Estos son periodos con un clima más amigable que te permiten disfrutar y conocer más de esta bella ciudad. Además, estas épocas son menos populares por lo que los lugares más atractivos, suelten estar más vacíos para ti.

Si buscas un clima frío y lleno de festividades

Enero y febrero son ideales si quieres disfrutar del invierno de New York, sentado en un restaurante o bar, viendo la nieve caer y paseando en un clima que seguro disfrutan los amantes del frío.

Noviembre y diciembre es la época de turismo por excelencia. Además de un delicioso clima frío, puedes disfrutar de todas las festividades y actividades de fin de año y todas las luminarias y decoración que adornan esta bella ciudad. Eso si, ve preparado para el frío y la nieve, que son compañeros ocasionales y a veces frecuentes en estos días.

Si buscas un clima más amigable o cálido

Mayo es el mes que debes viajar si buscas disfrutar de la Primavera en New York City, disfrutar de la transformación del paisaje, la flora radiante y los colores que inundan este único destino.

Septiembre es para disfrutar el Otoño, ya pasado lo peor del verano, podemos disfrutar de un clima cálido, pero agradable y visitar las mejores atracciones al aire libre de New York.

Julio y agosto son para los amantes del calor (si los hay por ahí), la humedad es parte del menú. Pero es una época en la que puedes coincidir con muchos espectáculos al aire libre que en otras épocas tendrías que pagar por ellos.

Si quieres ir de compras

Si quieres disfrutar de tu viaje de compras a New York, tienes dos opciones:

  • Noviembre y diciembre para aprovechar todas las promociones de fin de año.
  • Octubre y mayo, que siendo épocas intermedias, tienen menor flujo de turistas y por ende, los precios en las tiendas tienden a bajar.

Ahora que ya lo sabes, comienza a planear tu viaje a este increíble destino, ponte en contacto con nosotros para conocer las mejores opciones para tu viaje.